Encuentros

Maneras formas y prácticas para convivir creciendo felices Aprendiendo-Enseñando asuntos simples verdaderos prácticos Con Efecto MARIPOSA Formato Ojo de Pez. Adaptado a toda manera de ver. Aplicado al instante Eterno del Presente.

Uruguay Tel. 4352 8913

Uruguay Tel. 4352 8913
Salud & Bienestar a tu Vida

Contacto

Contacto Consultas Compras

Tel.+598 4352-8913 Florida-Uruguay
Cel. 099126680

EMail: vtrezza@gmail.com

miércoles, 6 de agosto de 2014

Alimentos Saludables: Flavonoides y su acción Anti-Oxidante.



Los Flavonoides
en la Terapia Cardiovascular.
Dr. Ricardo O. Russoa y Dr. Mario Speranza Sánchezb

Resumen
Los flavonoides son compuestos fenólicos de 15 carbonos 
que se distribuyen en el reino vegetal en más de 2.000 especies
de muy diversas familias.
Debido a sus propiedades antioxidantes y secuestrantes de radicales libres, 
se consideran provechosos para la salud humana
por su acción protectora 
en la terapia preventiva de diversas cardiopatías.

Palabras clave: Flavonoides. Antioxidantes. Cardiopatías.

Revista Costarricense de Cardiología

   


Print version ISSN 1409-4142
Rev. costarric. cardiol vol.8 n.1 San José Jan. 2006


Introducción

En la revisión de Martínez-Flórez et al acerca
de las propiedades y acciones antioxidantes 
de los flavonoides,
se refiere que estos compuestos 
fueron descubiertos
por el premio Nobel Szent-György,
quien en 1930 aisló una sustancia 
de la cáscara del limón denominada citrina
con acción modificadora 
de la permeabilidad capilar.






Los flavonoides primero atrajeron el interés de los farmacólogos
cuando se describieron sus propiedades similares a las vitaminas,
por tal motivo se designaron como vitamina P 
(por permeabilidad)
y también vitamina C2 
(porque algunos tenían propiedades análogas a la vitamina C).




Sin embargo, como no fue posible confirmar que estas fueran vitaminas,
ambas designaciones se dejaron de usar alrededor de 1950.

Dada la relevancia que los flavonoides han adquirido
a través de diversos estudios clínicos que han demostrado
su acción farmacológica en pacientes con cardiopatías,
se realiza esta revisión bibliográfica tratando de responder a la pregunta:

¿Son los flavonoides realmente útiles 
en la terapia cardiovascular?

¿Qué son los flavonoides?
Los flavonoides son compuestos fenólicos de 15 carbonos,
que se distribuyen en el reino vegetal en más de 2.000 especies
de muy diversas familias.

Desempeñan un papel importante en la fisiología vegetal dado que,
 Responden a la luz 
y Controlan los niveles de las Auxinas Reguladoras del Crecimiento
 y Diferenciación de las Plantas.

En su estructura química contienen un número variable
de grupos hidro-fenólicos,
son quelantes del hierro y otros metales de transición
y presentan una gran capacidad antioxidante
que depende de las propiedades redox de sus grupos hidroxifenólicos
y de la acción inhibitoria de radicales hidroxilo y superóxido,
altamente reactivos en la cadena de peroxidación lipídica.


Un quelante, o secuestrante, o antagonista de metales pesados
es una sustancia que forma complejos con iones de metales pesados. 
A estos complejos se los conoce como quelatos, 
palabra que proviene de la palabra griega cheleque significa "garra".



Una de las aplicaciones de los quelantes 
es evitar la toxicidad de los metales pesados 
para los seres vivos. http://es.wikipedia.org/wiki/Agente_quelante

También se ha referido su capacidad de prevenir
la agregación plaquetaria (efectos antitrombóticos)
y de proteger a las lipoproteínas de baja densidad de la oxidación
 (prevención de la placa de ateroma).




Además, otros autores han encontrado que tienen efectos terapéuticos
en un elevado número de condiciones patológicas, incluyendo 
la Aterosclerosis y la Cardiopatía Isquémica.



La Ateroesclerosis 
es un síndrome caracterizado por el depósito e infiltración de sustancias lipídicas 
en las paredes de las arterias de mediano y grueso calibre. 
Es la forma más común de arteriosclerosis.
Provoca una reacción inflamatoria y la multiplicación y migración de las células musculares lisas de la pared, 
que van produciendo estrechamientos de la luz arterial. 
Los engrosamientos concretos son denominados placa de ateroma.


¿Qué es una Cardiopatía Isquémica?
Causada por la arteriosclerosis, esta enfermedad impide que el corazón reciba la sangre necesaria. Suele ser asintomática y puede prevenirse. Entérate cómo.

La cardiopatía isquémica es la enfermedad ocasionada por la arteriosclerosis de las arterias coronarias, 
es decir, las encargadas de proporcionar sangre al músculo cardiaco (miocardio).
 La arteriosclerosis coronaria 
es un proceso lento de formación de colágeno y acumulación de lípidos (grasas) y células inflamatorias (linfocitos). Estos tres procesos provocan el estrechamiento (estenosis) de las arterias coronarias.

Este proceso empieza en las primeras décadas de la vida, pero no presenta síntomas hasta que la estenosis de la arteria coronaria se hace tan grave que causa un desequilibrio entre el aporte de oxígeno al miocardio y sus necesidades. En este caso se produce una isquemia miocárdica (angina de pecho estable) o una oclusión súbita por trombosis de la arteria, lo que provoca una falta de oxigenación del miocardio que da lugar al síndrome coronario agudo (angina inestable e infarto agudo de miocardio).
Causas
La cardiopatía isquémica es una enfermedad que se puede prevenir de forma significativa, si se conocen y controlan sus factores de riesgo cardiovascular. 
Los principales factores que la producen son:
Edad avanzada
Se da más en los hombres, aunque la frecuencia en las mujeres se iguala a partir de la menopausia
Antecedentes de cardiopatía isquémica prematura en la familia
Aumento de las cifras de colesterol total, sobre todo del LDL (malo)
Disminución de los valores de colesterol HDL (bueno)
Tabaquismo
Hipertensión arterial
Diabetes mellitus
Obesidad
Sedentarismo
El haber presentado previamente la enfermedad 
(los pacientes que ya han presentado angina o infarto 
tienen más riesgo que los que no los han presentado)

Los pacientes con múltiples factores de riesgo presentan el máximo riesgo de padecer enfermedad obstructiva de las arterias coronarias, y por tanto, más posibilidades de angina o infarto. Además en el llamado síndrome metabólico, es decir, asociación de obesidad, diabetes, aumento del colesterol e hipertension, los pacientes presentan más riesgo. La probabilidad de tener una enfermedad cardiovascular (coronaria) o de morirse del corazón se puede calcular por distintas puntuaciones (SCORE, Framingham, etc.).



Tipos de cardiopatía isquémica
Infarto agudo de miocardio
Angina de pecho estable
Angina de pecho inestable
Infarto agudo de miocardio

Es una enfermedad grave que ocurre como consecuencia de la obstrucción de una arteria coronaria por un trombo. La consecuencia final de la obstrucción de la arteria 
es la muerte (necrosis) del territorio que irriga la arteria obstruida. 
Por tanto, la importancia del infarto de miocardio dependerá 
de la cantidad de músculo cardiaco que se pierda. 
El infarto suele ser un evento inesperado 
que se puede presentar en personas sanas, 
aunque generalmente es más frecuente en quienes tienen factores de riesgo 
y en enfermos que ya han padecido otra manifestación de cardiopatía isquémica.

El infarto 
se manifiesta por un dolor en el pecho de similares características a la angina, 
pero mantenido durante más de 20 minutos. 
Puede ir acompañado de fatiga, sudor frío, mareo o angustia. 
Va asociado con frecuencia a una sensación de gravedad, 
tanto por la percepción del propio enfermo, 
como por las respuestas urgentes que habitualmente provoca en el entorno sanitario que lo atiende. 
Pero la ausencia de esta sensación no excluye su presencia. 
Puede ocurrir en reposo y no remite espontáneamente.

La necrosis del territorio que se queda sin riego sanguíneo es progresiva. 
El daño se incrementa con el tiempo y, una vez muere la porción de músculo cardiaco, 
es imposible recuperar su función. 
Sin embargo, el daño sí se puede interrumpir si el miocardio 
vuelve a recibir sangre por medio de procedimientos que desatascan la arteria bloqueada.

Por ello, es fundamental que la persona con un infarto llegue al hospital lo antes posible. 
Lo ideal es que reciba atención en el transcurso de la primera hora desde el inicio de los síntomas. 
Si esto no es posible, durante las horas siguientes al infarto deberán aplicarle tratamientos 
como trombolisis (fármacos administrados por vía intravenosa que disuelven el trombo) 
o angioplastia (recanalización mecánica con catéteres de la arteria obstruida). 
En ocasiones, incluso puede precisar cirugía cardiaca urgente. 
Cuanto antes sea atenido el paciente, mayores posibilidades tiene de evitar daños definitivos.

Más información en el apartado sobre infarto.
Angina de pecho estable
Síntomas


La angina de pecho estable es un síntoma de dolor recurrente en el tórax debido a isquemia miocárdica. 
Quienes la han sufrido la definen con términos como opresión, tirantez, quemazón o hinchazón. 
Se localiza en la zona del esternón, aunque puede irradiarse 
a la mandíbula, la garganta, el hombro, la espalda y el brazo o la muñeca izquierdos. 
Suele durar entre 1 y 15 minutos. 
El dolor de la angina se desencadena tras el ejercicio físico o las emociones 
y se alivia en pocos minutos con reposo o nitroglicerina sublinlingual. 
Suele empeorar en circunstancias como anemia, hipertensión no controlada y fiebre. 
Además, el tiempo frío, el tabaquismo, la humedad o una comida copiosa 
pueden incrementar la intensidad y la frecuencia de los episodios anginosos.
Diagnóstico
Se realiza fundamentalmente por la sospecha clínica de dolor torácico, 
aunque no se descartan pruebas complementarias si se presentan otros síntomas atípicos. 
A los pacientes con sospecha de angina de pecho estable, además, 
se les suele hacer un electrocardiograma.

La prueba de esfuerzo o ergometría 
es el examen más utilizado cuando hay dudas en el diagnóstico de isquemia miocárdica 
y también sirve para obtener información pronóstica de los pacientes con angina. 
El paciente realiza ejercicio continuo en cinta rodante o bicicleta ergométrica para valorar su respuesta clínica (si hay dolor durante el ejercicio) y su respuesta eléctrica (si existen cambios en el electrocardiograma durante el esfuerzo que sugieran isquemia miocárdica). Esta prueba no es valorable si hay alteraciones basales del electrocardiograma o si el paciente está tomando determinados fármacos (por ejemplo, digoxina). Evidentemente, tampoco se puede realizar una ergometría si el paciente presenta algún problema locomotor que le impida caminar correctamente. En estos casos, se hacen pruebas de estrés con fármacos (dobutamina) o de radioisótopos.

La arteriografía coronaria (coronariografía o cateterismo) es el método de referencia para el diagnóstico de las estrecheces coronarias y además es útil en el caso de que sea necesario para el tratamiento de las mismas (dilatación e implantación de stent). Dado que se trata de una prueba invasiva y moderadamente costosa, queda reservada a si los resultados de las anteriores pruebas son concluyentes de enfermedad coronaria importante y con datos de mal pronóstico. También se utiliza en pacientes con síntomas atípicos cuando las pruebas no invasivas no resultan concluyentes.
Pronóstico
El pronóstico es muy variable, ya que depende de la la extensión de la enfermedad y lo que se haya dañado el músculo cardiaco por la misma. Existen enfermos que pueden estar controlados sin presentar prácticamente síntomas a otros que tienen una esperanza de vida muy acortada. Los factores que más influyen en el pronóstico es el buen o mal control de los factores de riesgo coronario.

Tratamiento
Los pacientes con angina de pecho deben controlar estrictamente factores de riesgo cardiovascular y seguir controles periódicos para prevenir la aparición de nuevos y, si existen, hay que corregirlos:
Dejar el tabaco
Vigilar la hipertensión y la diabetes y su tratamiento (peso, dieta, fármacos)
Seguir una dieta baja en colesterol y grasas
Alcanzar un peso corporal ideal
Reducir el colesterol hasta obtener un LDL menor de 70 mg/dl






Fuentes Naturales
Los flavonoides se encuentran en productos que son consumidos
en la dieta humana de forma habitual tales como
frutas, verduras y semillas,
así como en bebidas como té verde, té negro, cerveza y vino
así como en forma de suplementos nutricionales,
junto con ciertas vitaminas y minerales.

El vino tiene un alto contenido en compuestos polifenólicos,
aproximadamente se conocen unos 500,
la mayoría de los cuales provienen de la uva y del proceso fermentativo.

En la uva estas moléculas se localizan en la piel,
especialmente en las células epidérmicas, y en las pepitas.
Su cantidad y tipo depende principalmente de
la variedad de la vid,del clima, del terreno y de las prácticas de cultivo.

La cerveza también contiene importantes cantidades de flavonoides
entre los que destacan los polihidroxiflavanos (catequiza y epicatequina),
los antocianógenos (leucocianidina o leucopelargonidina)
y los flavonoles (grupo de quercitinas: kaempferol o mirecitina).
La ingesta promedio de flavonoles y flavonas
se sitúa entre los 20 y 26 mg/día.

Conclusiones
Han sido varios los trabajos publicados en la literatura mundial
que resaltan los beneficios que tienen los flavonoides
para la salud cardiovascular.

Los resultados de estos estudios
han sido claros en mostrar que los flavonoides
tienen gran capacidad antioxidante (como la vitamina C y la vitamina E),
y que son los responsables directos por el efecto benéfico
que ha demostrado tener
el vino tinto, el te, el chocolate y varios vegetales
en la salud cardiovascular.



Las sustancias antioxidantes
se caracterizan por el hecho de poseer la capacidad
para detener procesos químicos que resultan lesivos
para la estabilidad de las membranas celulares
y del material genético (proceso de oxidación),
pero sin sufrir mayor alteración en su estructura,
por lo cual impiden que el proceso se perpetúe.

La oxidación de las lipoproteínas de baja densidad (LLDL)
está muy relacionada con el desarrollo de enfermedad
 cardiovascular ateroesclerótica de manera que,
reduciendo la susceptibilidad de las LDL


Colesterol LDL o Colesterol malo y Colesterol HDL o Colesterol bueno

¿Qué es el colesterol LDL o colesterol malo?
(lipoproteína de baja densidad) 
¿Qué es el colesterol HDL o colesterol bueno?
(lipoproteína de alta densidad)

Este tipo de colesterol se denomina comúnmente

 colesterol "malo ".
Puede contribuir a la formación de una acumulación 

de placas en las arterias,
una condición conocida como aterosclerosis.Los niveles de LDL deben ser bajos.
Para contribuir a reducir los niveles
de LDL:Evite los alimentos ricos en grasas saturadas, 

el colesterol contenido en su dieta y el exceso de calorías.Realice más ejercicios.Mantenga un peso saludable.

Este tipo de colesterol se conoce como
colesterol "bueno",
y es un tipo de grasa en sangre
que ayuda a eliminar el colesterol de la sangre,
evitando la acumulación de grasa y la formación de placa.

El HDL debe ser lo más alto posible.
Con frecuencia se puede aumentar el HDL si:
Se hace ejercicio durante por lo menos 20 minutos
tres veces por semana.
Se evita el consumo de grasas saturadas.
Se adelgaza.

a la oxidación con antioxidantes exógenos como los flavonoides,
estos pueden ser importantes
en la prevención de este tipo de cardiopatías.


Los flavonoides se caracterizan por tener
un potencial antioxidante fuerte
y su ingesta ha sido relacionada con una disminución de la morbilidad
y mortalidad por cardiopatías en varios estudios epidemiológicos.


Químicamente, los flavonoides 
son compuestos de bajo peso molecular
que comparten un esqueleto común de difenilpiranos (C6-C3-C6),
compuesto por dos anillos de fenilos (A y B)
ligados a través de un anillo C de pirano (hheterocíclico).

Los átomos de carbono en los anillos C y A se numeran del 2 al 8,
y los del anillo B desde el 2’ al 6’  (figura 1).
Esta estructura básica permite una multitud de patrones de sustitución y variaciones en el anillo C.


¿Cómo se clasifican los flavonoides?
En función de sus características estructurales
los flavonoides se pueden clasificar en:

1. Flavanos, como la catequina,
con un grupo -OH en posición 3 del anillo C.

2. Flavonoles, representados por la quercitina,
que posee un grupo carbonilo en posición 4
y un grupo -OH en posición 3 del anillo C.

3. Flavonas,como la diosmetina,
que poseen un grupo carbonilo en posición 4 del anillo C
y carecen del grupo hidroxilo en posición C3.

4. Antocianidinas,
que tienen unido el grupo -OH en posición 3
pero además poseen un doble enlace entre los carbonos 3 y 4 del anillo C.

Según Martínez-Flórez et al existen tres características estructurales
que son importantes para su función:
a. La presencia en el anillo B de la estructura catecol u O-ddihidroxi;
b. La presencia de un doble enlace en posición 2,3; y
c. La presencia de grupos hidroxilo en posición 3 y 5.
La quercitina presenta las tres características,
mientras que la catequina solo presenta la segunda
y la diosmetina la primera (figura 2).




Se han identificado más de 5.000 flavonoides,
entre los que se pueden destacar:
1. Citroflavonoides: quercitina, hesperidina, rutina, naranjina y limoneno.
La quercitina es un flavonoide amarillo-verdoso presente en
cebollas, manzanas, brócoli, cerezas, uvas o repollo rojo.
La hesperidina se encuentra en los hollejos de las naranjas y limones.
La naranjina da el sabor amargo a frutas como
la naranja, limón y toronja, y el limoneno se ha aislado del limón y la lima.
2. Flavonoides de la soya o isoflavonoides:
están presentes en los alimentos con soya tales como
frijoles, leche, harina y proteína vegetal texturizada.
Los dos más conocidos son la genisteína y la daidzeina.
3. Proantocianidinas se localizan en las semillas de uva y vino tinto
4. Antocianidinas: son pigmentos vegetales
responsables de los colores rojo y rojo-azulado de las cerezas.
5. Ácido elágico: se encuentra en frutas como la uva y en verduras.
6. Catequina: en té verde y negro.
7.Kaemferol:aparece en puerros,brócoli,rábano y remolacha.

Metabolismo de los flavonoides
La transformación de los flavonoides 
ocurre en el HIGADO,
por medio de reacciones de biotransformaciónde fase I 
en las que se introducen o exponen grupos polares
y en el COLON 
mediante reacciones de biotransformaciónde fase II, 
en las que los microorganismos degradan
los flavonoides no absorbidos.

El tema fue ampliamente revisado por Hackett y por Middletown et al
donde se encuentra abundante información
sobre el metabolismo de los flavonoides en animales y en humanos.

Una parte importante de los flavonoides ingeridos y metabolizados
se excreta por la orina en forma de conjugados solubles en agua.

La conjugación con el ácido glucurónico, sulfatos o glicina,
parece tener lugar tanto para los flavonoides
como para sus metabolitos procedentes del colon.

Acción antioxidante y cardioprotectora
de los flavonoides

El creciente interés en los flavonoides
se debe a su amplia actividad farmacológica,
por lo que se han descrito efectos protectores
en diversas condiciones patológicas incluyendo las cardiopatías.

Su acción antioxidante es la más conocida de los flavonoides,
sobre la cual Bors et al.
hizo una amplia revisión y enumeró los siguientes criterios químicos
para establecer la capacidad antioxidante de los mismos:

- Presencia de estructura O-dihidroxi en el anillo B;
que confiere una mayor estabilidad a la forma radical
y participa en la deslocalización de los electrones.
Doble ligadura, en conjunción con la función 4-oxo del anillo.

- Grupos 3- y 5-OH con función 4-oxo en los anillos A y C

 necesarios para ejercer el máximo potencial antioxidante.



De acuerdo con estos criterios, el flavonoide quercitina,
presente en el brócoli, 
tiene una función antioxidante muy efectiva.

Su capacidad antioxidante medida como Trolox es de 4,7 mM,
la cual es 5 veces mayor a la demostrada por las vitaminas E y C
y tiene una hidrosolubilidad similar a la de la vitamina E.


También se ha observado que la función antioxidante de la quercitina
muestra efectos sinérgicos con la vitamina C,
porque el ácido ascórbico reduce la oxidación de la quercitina,
de manera tal que combinado con ella permite al flavonoide
mantener sus funciones antioxidantes durante más tiempo.

Por otra parte, 
a quercitina protege de la oxidación a la vitamina E,
con lo cual también presenta efectos sinergizantes.

Los flavonoides retiran oxígeno reactivo
especialmente en forma de
aniones superóxidos, radicales hidroxilos, peróxidos lipídicos o hidroperóxidos.

De esta manera bloquean la acción letal de dichas sustancias sobre las células.

En otros flavonoides 
se ha observado una acción inhibitoria
en los procesos de peroxidación lipídica del ácido linoleico
o de los fosfolípidos de las membranas,
la peroxidación de los glóbulos rojos
o la autooxidación de los homogeneizados de cerebro.

Asimismo, 
se ha comprobado su capacidad de inhibir in vitro

la oxidación de las lipoproteínas de baja densidad (LLDL) por los macrófagos
y reducir la citotoxicidad de las LDL oxidadas.

Adicionalmente se ha propuesto 
un papel potencial de los flavonoides
en reducir la vulnerabilidad del endotelio microvascular
a los procesos inflamatorios y oxidativos
y ejercer una acción protectora del endotelio.

También se ha observado que
 la quercitina
mejora la función contráctil del ventrículo izquierdo
y reduce la incidencia de trastornos de la conducción cardíaca en ratas.
El proceso se limita al área isquémica,
protegiendo la ultraestructura de las arterias coronarias,
mejorando la circulación coronaria
y previniendo la formación de trombos intravasculares.


En medicina, se denomina isquemia 

(del griego ἴσχειν, ísjein, ‘detener’ y αἷμα, aíma, ‘sangre’) al estrés celular causado por la disminución transitoria o permanente del riego sanguíneo y consecuente disminución del aporte de oxígeno (hipoxia), de nutrientes y la eliminación de productos del metabolismo de un tejido biológico. Este sufrimiento celular puede ser suficientemente intenso como para causar la muerte celular y del tejido al que pertenece (necrosis). Una de las funciones principales de la sangre es hacer que el oxígeno tomado por los pulmones y nutrientes circulen por el organismo y lleguen a todos los tejidos del cuerpo.




Por otra parte también se han demostrado
efectos vasodilatadores en aorta aislada de ratas,
efectos antitrombóticos
y disminución de las lesiones de reperfusión del miocardio.

Se reconoce que niveles elevados de LDL y especialmente LDL oxidada
son factores de riesgo en la enfermedad arterial coronaria.
Ya en 1990, De Whalley et  demostraron 
que ciertos flavonoides
eran inhibidores de la modificación de LDL por macrófagos en ratones.

Los flavonoides también inhibieron la oxidación de células libres de LDL 
mediadas por CuSO4.

El sulfato de cobre (II), también llamado sulfato cúprico (CuSO4), 
vitriolo azul, piedra azul,caparrosa azul, vitriolo romano o calcantita 
es un compuesto químico derivado del cobre que forma cristales azules, solubles en agua y metanol 
y ligeramente solubles en alcohol y glicerina
Su forma anhídrida (CuSO4) es un polvo verde o gris-blanco pálido, 
mientras que la forma hidratada (CuSO4·5H2O) es azul brillante.

Parece que los flavonoides actúan protegiendo las LDL 
contra la oxidación causada por macrófagos, 
al inhibir la generación de lípidos hidroperóxidos.

Así, los flavonoides protegen a las LDL de la oxidación,
manteniendo sus niveles 
por períodos de tiempo más prolongados,
y retardando el comienzo de la peroxidación de los lípidos.

Sin embargo, los mecanismos de acción
por los cuales los flavonoides inhiben la oxidación de las LDL
no están totalmente claros.

Se han hipotetizado algunas posibilidades.
Primero: podrían reducir la generación o liberación de radicales libres
en los macrófagos o podrían proteger al alfa-tocoferol
en las LDL de ser oxidados por los mismos radicales libres.
Segundo: los flavonoides podrían regenerar el alfa-tocoferol activo
donando un átomo de hidrógeno al radical alfa-tocoferil,
el cual se forma cuando transfiere su propio OH a un radical
para terminar la cadena de la reacción de la peroxidación lipídica.
Tercero: los flavonoides podrían secuestrar iones metálicos,
tales como hierro y cobre,
disminuyendo los radicales libres generados en el medio.

Evidencias preliminares indican que la isoflavona genisteina
inhibe la oxidación de las LDL mediada por Cu2+
 en función de la concentración y el tiempo.


¿Qué son las Isoflavonas?


Las isoflavonas son sustancias diferentes a los esteroides endógenos humanos 

con capacidad de unirse a los receptores estrogénicos. 

Sus más importantes son genisteína y daidceína

Son compuestos no esteroideos con actividad 100 a 1000 veces menor que el estradiol
Pertenecen químicamente al grupo de los polifenoles.
Además de su efecto estrogénico, las isoflavonas mejoran la perfusión arterial sistémica, una medida directa de la flexibilidad de las grandes arterias centrales y un predictor independiente del riesgo de enfermedad coronaria.  
La genisteína es una isoflavona 
se ha visto que esta isoflavona 
mejora los parámetros de neoformación ósea
 y reduce los indicadores de resorción. 
Recientemente se descubrió que la genisteína 
mejora significativamente la función endotelial. 
Una de las principales causas de arteriosclerosis es la disminución de la misma.

MECANISMOS DE ACCIÓN
http://www.flaviamenopausia.com/mecanismos-isoflavonas
Las isoflavonas que se toman en la dieta o en los complementos alimenticios son unas formas no activas, 
están conjugadas con un azúcar y son las Genistina y la Daizdina. 

Para que puedan absorberse, es necesaria 
la acción de las bacterias intestinales que dejan en el medio genisteína y daidzeína 
(formas agluconas activas más importantes y conocidas). 
Es por esto, que en procesos en los que se están tomando antibióticos o en enfermedades intestinales, 
la flora intestinal está alterada y la absorción de las isoflavonas se ve disminuida.

Una vez absorbidas la genisteína y la daidzeína 
pasan al hígado donde son metabolizadas y transportadas a todo el organismo. 
Su excreción es a través de la orina y la bilis.

Los principales mecanismos de acción de las isoflavonas son:

• Moduladores selectivos de los receptores estrogénicos.
• Actividad inhibidora sobre enzimas implicadas en el metabolismo hormonal,
 en el inicio y/o desarrollo de determinados tumores, 
en la producción de mediadores de la inflamación y en el metabolismo del colesterol.
• Potente actividad antioxidante

Efectos clínicos de las isoflavonas:
• Alivio de los síntomas de la menopausia.
• Reducen el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares:
 Inhiben la contractilidad del músculo de los vasos sanguíneos. 
Actúan en procesos de agregación plaquetaria, 
reduciendo el riesgo de formación de trombos. 
Produce una moderada disminución de las concentraciones de LDL (colesterol malo), 
especialmente en personas con altos niveles de colesterol.
• Efecto beneficioso sobre la pérdida ósea.
• Acción antioxidante comparable a la de la vitamina E, 
produce efectos como la relajación de los vasos sanguíneos, 
la disminución de la oxidación de las proteínas que transportan el colesterol del hígado 
a las diferentes partes del cuerpo y activa su metabolización, 
con lo que disminuye el riesgo de formación de placas de ateroma en las arterias. 
Entre las isoflavonas, la genisteína es la que posee una mayor capacidad antioxidante.
• Aumento de la producción de ácido hialurónico, produce una mejora en el aspecto de la piel.


Sin embargo, dado que algunos flavonoides a concentración de solo 10 mM inhiben completamente la modificación de las LDL en 100 mM de Cu2+,
se percibe que tan solo la quelación de iones metálicos por los flavonoides
no podría explicar todos sus efectos.

La oxidación de los productos de los LDL inducida por la radiación UV
ataca principalmente el núcleo lipídico de las LDL,
en contraste a la oxidación celular o a la oxidación mediada por el cobre,
la cual primariamente ataca los componentes de la superficie de las LDL.

En otra investigación, dichos autores informaron
acerca de la protección de líneas de células linfoides
contra el estrés peroxidativo inducido por LDL oxidada
usando una combinación de alfa-tocoferol, ácido ascórbico, y quercetina.

Estos investigadores también mostraron que la citotoxicidad de LDL oxidado podía ser prevenida por flavonoides en dos formas:
o bien inhibiendo la peroxidación de los lípidos de las LDL
(inducidos por irradiación UV)
o por bloqueo a nivel celular la citotoxicidad de las LDL previamente oxidadas.

La inhibición de la peroxidación de los lípidos de las LDL por los flavonoides
se mostró muy correlacionada
con la prevención de la citotoxicidad del LDL oxidada.

En la protección de las células por flavonoides polifenólicos,
se han propuesto dos líneas de defensa:

1) de los estudios que usaron quercetina o rutina
a concentraciones moderadamente altas (IC50, 10–20 mM),
hubo inhibición de la oxidación de la lipoproteína
y una subsecuente citotoxicidad, y

2) a concentraciones relativamente bajas (IC50, 0,1 y 3 mM),
hubo una protección directa de las células
contra el efecto citotóxico del LDL oxidado.

Los mecanismos celulares para esta prevención directa
de efecto citotóxico del LDL oxidado son desconocidos,
pero podrían involucrar los siguientes:

a) prevención de la acción oxidativa de los lípidos de la membrana
por reposición de la vitamina E, o regenerándola,
como lo hace el ácido ascórbico
en el mantenimiento de los niveles de alfa-tocoferol;

b) inhibición de lipoxigenasa, de las que se conoce son estimuladas
por peróxidos lípidos y podrían estar involucradas en el estrés oxidativo,
como lo sugerido por su rol en la oxidación de LDL en la célula, y

c) inhibición de las enzimas involucradas en transducción de señales.
Estos resultados sugieren que los flavonoides de la dieta podrían
estar involucrados en la prevención de la aterosclerosis
no solo por inhibición de la oxidación del LDL,
sino también por incrementar
la resistencia celular a los efectos dañinos del LDL oxidado.

Además de lo mencionado anteriormente,
también se ha observado actividad vasodilatadora
y efecto hipotensivo en varios glicósidos flavonoides
extraídos de la cáscara de naranja35.

Adicionalmente, Ning et al
 observaron que la administración de flavona 
mejoró en forma significativa la recuperación funcional
en corazón de conejo reperfundido luego de una isquemia masiva.

El efecto del flavonoide en la recuperación postisquémica
puede atribuirse a la estimulación del sistema del citocromo P450
y las reductasas que transfieren electrones
lo que da una utilidad potencial de los flavonoides
como un medio de aumentar la tolerancia isquémica del miocardio
o la resistencia al daño por reperfusión.

La hipótesis oxidativa de la aterogénesis 
propone que el proceso de aterogénesis se desencadena
cuando en el subendotelio de la pared arterial,
los macrófagos captan LDL ricas en colesterol,
transformándose en células espumosas que se van acumulando.

Pero un hecho importante en esta hipótesis,
es que sólo captan LDL previamente oxidadas
porque estas células tienen receptores específicos
llamados receptores de aseo o receptores multiligandos,
dando lugar a la placa o ateroma,
elemento central en la lesión vascular arterioesclerótica.

Esto ha permitido explicar muchas observaciones
sobre factores de riesgo coronario
y sobre relaciones entre nutrición y arteriosclerosis.

Así, los flavonoides de la dieta
pueden tener potencial terapéutico para proteger
al endotelio del estrés oxidativo y de la aterogénesis
causada por las LDL oxidadas.


Estudios epidemiológicos
La estrategia de utilizar diferentes flavonoides efectivos
en proteger indirectamente las células
representa un enfoque novedoso en la prevención de la aterosclerosis
por intervención nutricional.

Varios estudios epidemiológicos han examinado la relación
entre flavonoides y enfermedad arterial coronaria.

Estos estudios fueron revisados en 1998 por Samman
Un estudio realizado en Holanda mostró
una correlación inversa entre
la ingesta de flavonoides y enfermedad arterial coronaria
en adultos mayores-
En este estudio, también conocido como el estudio Zutphen,
el riesgo relativo de padecerla se redujo significativamente,
cuando el riesgo de infarto era muy alto.

Los individuos con las ingesta más baja de flavonoides
presentaron las incidencias mas elevadas de cardiopatías.

Sugestivamente, la incidencia relativa de cardiopatías
entre los individuos masculinos que tenían la ingesta de flavonoides 
más alta fue solo una tercera parte de los que tenían las ingestas más bajas.

El resultado fue el mismo aún después de hacer ajustes por
edad, grasa corporal, fumado, colesterol, presión sanguínea,
actividad física, consumo de café, ingesta de calorías,
vitamina C, vitamina E, beta-caroteno y fibra.

Las principales fuentes de flavonoides de los individuos
en el estudio fueron manzanas, cebollas y té.

En el mismo estudio Zutphen,
se observó que el consumo de flavonoides, principalmente quercetina,
estaba inversamente relacionado con la incidencia de infarto,
después de hacer ajustes de confusores potenciales
incluyendo vitaminas antioxidantes.

Una implicación de esta observación es la posibilidad de
que ciertos flavonoides podrían haber estado almacenados
en vasos sanguíneos y ejercer allí efectos antiaterogénicos
.
Las evidencias epidemiológicas muestran que los franceses
tienen menos cardiopatías de lo esperado,
dados los niveles de consumo de grasas saturadas y colesterol
que esta población tiene.

Este hallazgo inusual se ha atribuido al hábito de beber vino tinto.
Las bases bioquímicas y farmacológicas del tema del vino
fueron enumeradas en un editorial de Goldberg,
quien puntualiza que el vino tinto
contiene quercetina, rutina, catequina y epicatequina (entre otros flavonoides).

La quercetina y compuestos fenólicos aislados del vino
mostraron ser efectivos para inhibir
la oxidación catalizada por cobre en LDL,
mientras que la exhibida por el alfa-tocoferol
solo mostró ser un 60% de la observada en los primeros.

En otro estudio epidemiológico, conocido como el estudio de Rótterdam,
se observó una relación inversa entre
el consumo de flavonoides antioxidantes en la dieta
y el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Estos incluian flavonoides del
té, el vino tinto, la uva, la cebolla y la manzana.

En general, se pudo observar un aumento
de la resistencia de las LDL al estrés oxidativo,
una mejoría de la función endotelial
y efectos antitrombóticos y antiinflamatorios.

El estudio también demostró una reducción de la incidencia de infarto
cercana al 50% a los 6 años
en bebedores de más 375 ml al día de té,
en comparación con no bebedores.

Además, el consumo de flavonoides de la dieta se asoció
de modo inverso con el riesgo de infarto fatal (cuadro 1).



En otro estudio, conocido como el estudio finlandés17,
en el que se incluyeron 30 comunidades de distintas partes de Finlandia
con 5133 hombres y mujeres entre 30 y 69 años sin cardiopatías,
se observó que los factores de riesgo tradicionales
(edad, niveles de colesterol, presión arterial, hábito de fumar)
se asocian a mayor mortalidad de causa cardíaca y no cardíaca,
así como también factores nuricionales
como la menor ingesta de
acidos grasos insaturados, de algunas frutas y de flavoniodes,
efecto no observado con varias vitaminas.

En mujeres fue menor el riesgo relativo de muerte de causa cardíaca
en la medida que tenían mayor ingesta de alimentos ricos en flavonoides.




Referencias
1.Martínez-Flórez S,González-Gallego J,Culebras JM,Tuñón MJ.Los flavonoides:propiedades y acciones antioxidantes.Nutr Hosp 2002,17, 271-278.        [ Links ]
2.Salisbury FB,Ross CW.Plant Physiology.Wadsworth Publishing Company, Belmont,California,USA 1992,323-325.        [ Links ]
3.Jovanovic SV,Steenken S,Simic MG,Hara Y.Antioxidant properties of flavonoids:reduction potentials and electron transfer reactions of flavonoid radicals.En:Rice Evans C,Parker L (eds.):Flavonoids in health and disease. Marcel Dekker,Nueva York,1998,137-161.        [ Links ]
4.Pace-Asciak CR,Hahn S,Diamandis EP,Soleas G,Goldberg DM:The red wine phenolics trans-resveratrol and quercitin block human platelet aggregation in eicosanoid synthesis:implication for protection against coronary heart disease.Clin Chim Acta 1995,235:207-219.        [ Links ]
5.Hirano R,Sasamoto W,Matsumoto A,Itakura H,Igarashi O,Kondo K:Antioxidant ability of various flavonoids against DPPH radicals and LDL oxidation.Internal Medicine I,National Defense Medical College, Tokorozawa,Saitama,Japan.J Nutr Sci Vitaminol (Tokyo)2001,47:357-362.        [ Links ]
6.Sato M,Maulik G,Ray PS,Bagchi D,Das DK.Cardioprotective effects of grape seed proanthocyanidin against ischemic reperfusion injury.J Mol Cell Cardiol 1999,31:1289-97.        [ Links ]
7.Spencer JP,Abd-el-Mohsen MM,Rice-Evans C.Cellular uptake and metabolism of flavonoids and their metabolites:implications for their bioactivity.Arch Biochem Biophys 2004,423:148-61.        [ Links ]
8.Igura K,Ohta T,Kuroda Y,Kaji K:Resveratrol and quercetin inhibit angiogenesis in vitro.Cancer Letts 2001,171:11-16.        [ Links ]
9.Geleijnse JM,Launer LJ,Van der Kuip DA,Hofman A y Witteman JC:Inverse association of tea and flavonoid intakes with incident myocardial infarction: the Rotterdam study.Am J Clin Nutr 2002,75:880-886.        [ Links ]
10.Harborne JB,Baxter H.The Handbook to Flavonoid Pigments,Volume 1. Wiley Europe 1999.1800 p.        [ Links ]
11.Pérez Trueba G.Los flavonoides:antioxidantes o prooxidantes.Rev Cubana Invest Biomed 2003,22:48-57.        [ Links ]
12.Letan A:The relation of structure to antioxidant activity of quercitin and some of its derivates.J Food Sci 1966,31:518-523.        [ Links ]
13.Formica JV,Regelson W:Review of the biology of quercetin and related bioflavonoids.Food Chem Toxicol 1995,33:1061-1080.        [ Links ]
14.Hertog MGL,Hollman PCH,Putte van de B:Content of potentially anticarcinogenic flavonoids of tea,infusions,wines,and fruit juices.J Agric Food Chem 1996,41:1242-1246.        [ Links ]
15.Infante R:Polifenoles del vino y oxidabilidad de las lipoproteínas ¿Blanco o tinto?Clin Invest Arterioesclerosis 1997,9:19-22.        [ Links ]
16.Rimm ER,Katan MB,Ascherio A,Stampfer M,Willet W:Relation between intake of flavonoids and risk for coronary heart disease in male health professionals.Ann Intern Med 1996,125:384-389.        [ Links ]
17.Knekt P,Järvinen R,Reunanen A,Maatela J:Flavonoid intake and coronary mortality in Finland:a cohort study.Br Med J 1996,321:478-481.        [ Links ]
18.Ross JA,Kasum CM:Dietary flavonoids:Bioavailability,metabolic effects, and safety.Annu Rev Nutr 2002,22:19-34.        [ Links ]
19.Hackett AM:The metabolism of flavonoid compounds in mammals,in Plant Flavonoids in Biology and Medicine:Biochemical,Pharmacological, and Structure-Activity Relationships (Cody V,Middleton E,Jr andHarborne JB eds)pp 177-194,Alan R Liss lnc.New York,1986.        [ Links ]
20.Middleton E,Kandaswami C,Theoharides TC:The effect of plant flavonoids on mammalian cells:implications for inflammation,heart disease and cancer.Pharmacol Rev 2000,52:673 –751.        [ Links ]
21.Bors W,Heller W,Christa M y cols:Flavonoids as antioxidants:determination of radical-scavenging efficiencies.Methods Enzymol 1990,186:343-355.        [ Links ]
22.Rice-Evans CA,Miller NJ,Paganga J:Structure antioxidant activity relationships of flavonoids and phenolic acids.Free Rad Biol Med 1996, 20:933-956.         [ Links ]
23.Laughton MJ,Halliwell B,Evans PJ et al:Antioxidant and prooxidant actions of the plant phenolic quercitin,gossypol and myricetin.Effect on lipid peroxidation,hydroxyl radical generation,and bleomycin-dependent damage to DNA.Biochem Pharmacol 1989,38:2859-286.        [ Links ]
24.Terao J,Yamaguchi S,Shirai M et al:Protection by quercetin and quercetin 3-O-beta-D-glucuronide of peroxynitrite-induced antioxidant consumption in human plasma low-density lipoprotein.Free Radic Res 2001,35:925-931.        [ Links ]
25.Youdim KA,McDonald J,Kalt W,Joseph JA:Potential role of dietary flavonoids in reducing microvascular endothelium vulnerability to oxidative and inflammatory insults (small star,filled).J Nutr Biochem 2002,13:282-288.        [ Links ]
26.Benito S,López D,Saiz MP et al:A flavonoid-rich diet increases nitric oxide production in rat aorta.Br J Pharmacol 2002,135:910-916.        [ Links ]
27.Tsai EC and Chait A:Inhibiton of low density lipoprotein oxidation by genistein.J Invest Med 1995,43:245A.        [ Links ]
28.Negre-Salvayre A,Lopez M,Levade T,Pieraggi MT,Dousset N,Douste-Blazy L,Salvayre R:Ultraviolet-treated lipoproteins as a model system for the study of the biological effects of lipid peroxides on cultured cells.II.Uptake and cytocytotoxicity of ultraviolet-treated LDL on lymphoid cell lines. Biochim Biophys Acta 1990,1045:224 –232.        [ Links ]
29.Negre-Salvayre A,Mabile L,Delchambre J and Salvayre R:Tocopherol, ascorbic acid,and rutin inhibit synergistically the copper-promoted LDL oxidation and the cytotoxicity of oxidized LDL to cultured endothelial cells. Biol Trace Elem Res 1995,47:81 –91.        [ Links ]
30.Negre-Salvayre A,Alomar Y,Troly M,Salvayre R:Ultraviolet-treated lipoproteins as a model system for the study of the biological effects of lipid peroxides on cultured cells.III.The protective effect of antioxidants (probucol,catechin,vitamin E)against the cytotoxicity of oxidized LDL occurs in two different ways.Biochim Biophys Acta 1991,1096:291 –300.        [ Links ]
31.Samman S,Wall PML and Cook NC:Flavonoids and coronary heart disease: Dietary perspectives,in:Flavonoids in Health and Disease (Rice-Evans CA and Packer L,eds)Marcel Dekker Inc,New York,1998,pp 469 –481.        [ Links ]
32.Hertog MGL,Feskens EJM,Hollman PCH,Katan MB and Kromhout D: Dietary antioxidant flavonoids and risk of coronary heart disease:The Zutphen elderly study.Lancet 1993,342:1007 –1011.        [ Links ]
33.Goldberg D:Does wine work?Clin Chem 1995,41:14 –16.        [ Links ]
34.Frankel EN,Kanner J,German JB,Parks E and Kinsella JE:Inhibition of oxidation of human low-density lipoprotein by phenolic substances in red wine.Lancet 1993,341:454 –457.        [ Links ]
35.Kumamoto H,Matsubara Y,Iizuka Y,Okamoto K and Yokoi K:Structure and hypotensive effect of flavonoid glycosides in orange (Citrus sinensis Osbeck)peelings.Agric Biol Chem 1986,50:781 –783.        [ Links ]
36.Ning X-H,Ding X,Childs KF,Bolling SF and Gallagher KP:Flavone improves functional recovery after ischemia in isolated reperfused rabbit hearts.J Thorac Cardiovasc Surg 1993,105:541 –549.        [ Links ]
37.Steinberg D,Parthasarathy S,Carew TW,Koo JD,Witztum JL:Beyond cholesterol:modification of low density lipoprotein that increase its atherogenicity.N Engl J Med 1989,320:915-924        [ Links ]
38.Steinberg D:Low density lipoprotein oxidation and its pathobiological significance.J Biol Chem 1997,272:20963-20966.        [ Links ]
39.Ruel G,Pomerleau S,Couture P,Lamarche B,Couillard C:Changes in plasma antioxidant capacity and oxidized low-density lipoprotein levels in men after short-term cranberry juice consumption.Metabolism 2005, 54:856-861.        [ Links ]
Correspondencia: a Ricardo O.Russo.Profesor de Recursos Naturales, Universidad EARTH, Guácimo, Costa Rica. E-mail: r-russo@earth.ac.cr 
b Médico Cardiólogo, Servicio de Cardiología, Hospital Clínica Bíblica, San José, Costa Rica.
Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons
  Asociación Costarricense de Cardiología

Apdo. 527-1200 Pavas, San José, Costa Rica

asocar@racsa.co.cr

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agradecemos el comentario, puedes comunicarte por email: vtrezza@gmail.com

El valor de la naturaleza "Nuestro Hogar".

Loading...