Encuentros

Maneras formas y prácticas para convivir creciendo felices Aprendiendo-Enseñando asuntos simples verdaderos prácticos Con Efecto MARIPOSA Formato Ojo de Pez. Adaptado a toda manera de ver. Aplicado al instante Eterno del Presente.

Uruguay Tel. 4352 8913

Uruguay Tel. 4352 8913
Salud & Bienestar a tu Vida

Contacto

Contacto Consultas Compras

Tel.+598 4352-8913 Florida-Uruguay
Cel. 099126680

EMail: vtrezza@gmail.com

jueves, 27 de agosto de 2009

Iones Negativos Parte 7- LOS RADICALES LIBRES Y LA SALUD

http://www.monografias.com/usuarios/perfiles/nelsonrua


Una explicación científica del fenómeno

Toda la teoría anterior no tendría validez si no se contara con una explicación y con una fundamentación científica. Inicialmente, los estudios e investigaciones de Felix Gad Sulman, de la Universidad de Jerusalén, y los trabajos de los norteamericanos Albert P. Krueger, de la Universidad de California, y el Dr. Robert Beck, establecen como causa de disfunción orgánica el desequilibrio eléctrico, y descubren el complejo mundo de la bioelectricidad.
El francés Claude Vicens ha corroborado esa incidencia. La hipótesis de la importancia de los iones y la de ionización quedó corroborada en 1991, año en el cual se adjudicó el premio Nobel de Medicina a los científicos alemanes Erwin Neher y Bert Sakman, por su labor investigadora sobre la comunicación celular a través de los intercambios iónicos del interior y exterior de las células.
Pero una explicación concreta del fenómeno, a nivel orgánico, está dada por la acción de los radicales libres. Recordemos que en la materia cada átomo esta constituido por un núcleo provisto de cargas neutras y positivas, así como por una nube de electrones, cargados negativamente, que gravitan alrededor del núcleo como los planetas giran alrededor del Sol.
Atomo equilibrado: 7 Protones y 7 Electrones

Por regla general, las cargas negativas de los electrones corresponden numéricamente y equilibran con exactitud, a la carga positiva del núcleo. Consecuente-mente, el átomo en ese estado resulta neutro, en equilibrio.
Pero dicho estado se ve continua-mente modificado en numerosos átomos y moléculas, al aportarles ciertas dosis de energía (a través de la radiación ambiental o de forma artificial, como por ejemplo por la acción de los computadores, los transformadores, el humo del cigarrillo, etc, tal como se había mencionado anteriormente).
El resultado de este fenómeno es que serán "arrancados" uno o varios electrones. En consecuencia, el átomo queda cargado positiva-mente. El átomo así alterado, que poseerá mayor carga positiva que negativa, será considerado un ión positivo.
Por el contrario, cuando los electrones libres arrancados a algún átomo son capturados por átomos neutros, estos se cargarán negativa-mente, convirtiéndose de este modo en iones negativos.
Cuando estos iones atómicos entran a formar parte de la composición de una molécula eléctricamente neutra, ésta se electriza y constituye un ión, que puede ser negativo o positivo. Al ión positivo se le da el nombre de radical libre.
Átomo cargado negativamente. Exceso de Electrones:
7 protones, 8 electrones: Ión Negativo.


Átomo cargado positivamente. Deficiencia de electrones:
7 protones, 6 electrones: Ión Positivo.
La Investigación médica ha estudiado en los últimos años el efecto de los radicales libres en el organismo. Se trata de los ya mencionados iones positivos, o sea átomos o moléculas que han perdido un electrón, por lo que están cargados positivamente.
Ya decíamos que las radiaciones ionizantes, los rayos ultravioleta y otros factores ya mencionados, así como la contaminación del aire, el humo del cigarrillo, las pantallas de TV y computadores, etc., incrementan la cantidad de radicales libres en nuestro organismo.
Estos compuestos desempeñan un papel crucial en la génesis del cáncer y de las enfermedades cardiocirculatorias. Al tratarse de átomos o moléculas a los que les falta un electrón en el organismo, intentan recuperar ese electrón en el propio organismo y lo hacen de forma agresiva.
Cuando este proceso se desarrolla en el interior de las células, éstas pierden gran parte de su capacidad defensiva. Los radicales libres (o iones positivos) llegan a dañar el núcleo de las células, afectando al propio material genético, por lo que la célula se degenera, transformándose en cancerígena.
Se sabe, por ejemplo, que el colesterol en la sangre interviene en la formación de la arteriosclerosis, en los infartos de miocardio y en otras enfermedades circulatorias.
Pero el colesterol es, de hecho, una sustancia necesaria, que cumple funciones relacionadas con la metabolización y la redistribución de los lípidos (grasas). Se vuelve peligroso a partir del momento en que se forman depósitos de esta sustancia en nuestras venas y arterias, y ahora se sabe que se debe a las reacciones químicas que sufre a causa de los radicales libres o iones de carga positiva (+). Es decir, sólo cuando estas moléculas oxidantes han modificado la composición del colesterol, éste llega a depositarse en nuestras venas, y no con anterioridad.
Algunos estudios aportan el cono-cimiento sobre el papel que pueden estar ejerciendo estos radicales libres en enfermedades tan dramáticas como el mal de Parkinson, la artritis reumatoide y la enfermedad de Alzheimer, así como en ciertos tipos de cáncer.

¿Cuáles son las causas de la acumulación de radicales libres en nuestro organismo?




1. El aire que respiramos es uno de los factores claves en la génesis de radicales libres, pues con él inhalamos contaminación, humo de tabaco, polvo, etc. Todas estas sustancias suelen estar cargadas positivamente (predominan los iones positivos), por lo que contribuyen a las reacciones químicas internas en el organismo, sobre todo en las vías respiratorias y también en el riego sanguíneo, que debe purificarse y enriquecerse en los pulmones, convirtiéndose en uno de los precursores del cáncer pulmonar.
2. La radiación ambiental (natural o artificial) es otro factor importante que incide en la génesis de radicales libres en nuestro organismo. Las radiaciones ionizantes, el gas radón, los rayos ultravioleta y otros, elevan el contenido de radicales libres en nuestro interior.
3. Otra parte de radicales libres acumulados en nuestro cuerpo proviene del metabolismo de nuestro propio organismo y está muy ligada a la dieta, y a la ausencia de ciertas sustancias tales como las vitaminas C, E y A, antioxidantes por excelencia.

Radarcan Uruguay    Tel. 00598 4352 8913  ventas@radarcan.com.uy

4 comentarios:

Agradecemos el comentario, puedes comunicarte por email: vtrezza@gmail.com

El valor de la naturaleza "Nuestro Hogar".

Loading...